Según Nathaniel Branden, la autoestima es verse competente ante los desafíos de la vida y sentirse merecedor de la felicidad.

Con una autoestima saludable y muy desarrollada, podremos lograr una estabilidad emocional que nos acompañe en nuestra vida personal y profesional.

La autoestima no depende del entorno en qué vivos, ni de tu posición social, ni de tus talentos, ni siquiera depende del reconocimiento de los demás. La autoestima es un concepto complejo y lleno de matices, un elemento muy arraigado y profundo que solo depende de ti y que no cambia en unos días pero que puedes entrenar trabajando y alimentado los siguientes seis pilares de la autoestima:

1. La práctica de vivir conscientemente.

2. La práctica de aceptarse a uno/a mismo/a.


3. La práctica de la autoafirmación.

4. La práctica de asumir la responsabilidad de uno/a mismo/a.

5. La práctica de vivir con propósito.

6. La práctica de la integridad personal.

Tenemos que CONOCERNOS más y ACEPTARNOS.

AUTOCONOCIMIENTO Y AUTOESTIMA VAN DE LA MANO.

«Incorpora’t»: programa de itinerarios de inserción sociolaboral de personas en riesgo o situación de exclusión social.