Desde «Incorpora’t» y la Regidoría de Servicios Sociales hemos apostado por una formación que, si bien desde fuera pare fácil, no lo es. Ser camarero/a implica capacidades técnicas pero también ciertas competencias y habilidades personales que hacen que unos profesionales sobresalgan de entre el resto.

Estas competencias y habilidades son buscadas por los empresarios, puesto que también se tiene que tener en cuenta que los camareros y camareras son la cara visible del bar/restaurante. Cómo dirigirse al cliente, como distribuir la vajilla, como servir los platos o las bebidas son habilidades destacables en un profesional de la hostelería.

Una formación para incluir en el currículum y tener más opciones de ocupabilidad. Muy específica y dinámica, gracias a su profesor Raül González Bellver (Bellver, asesoría culinaria).

¡No hemos de dejar de reciclarnos! Buscad vuestra área, vuestras inquietudes o intereses y buscad formación relacionada. No dejéis de intentarlo.

«Incorpora’t»: programa de itinerarios de inserción sociolaboral de personas en riesgo o situación de exclusión social.