Hoy en día en el sector empresarial hay cada vez más demanda de formación técnica así como de experiencia. Si tenemos las dos, se nos abrirán muchas más puertas. Si no disponemos de experiencia, tenemos que hacer lo posible para conseguir diferenciarnos: carnés profesionales, certificaciones, formación técnica…

Un ejemplo es el carné de caretillero, que nos habilita para poder conducir una carretilla automotora elevadora (coloquialmente conocida como «toro» o «fenwick»). Posiblemente tengas experiencia conduciendo esta máquina, pero no tienes el carné. El hecho de tenerlo supondría un punto más a favor tuyo para acceder a un puesto de trabajo. Por otro lado, quizás no tienes experiencia, pero con la obtención del carné también aumentas las posibilidades de encontrar un trabajo, puesto que sabes que es conducir la carretilla y cuales son sus funciones. Trabajo avanzado para la empresa.

¡No dudéis nunca en mejorar vuestra formación!